El Buen Amor en la Pareja: Joan Garriga

En marzo del 2015 tuve la fortuna de escuchar en vivo a Joan Garriga, durante la promoción en México de su libro El buen amor en la pareja (Ed. Paidós 2014 y en Amazon Kindle desde 2013). Me intrigó mucho por su trabajo con las Constelaciones Familiares (según Bert Hellinger). Honestamente nunca había leído ninguno de sus libros ni había oído hablar de él, pero decidí asistir a su plática luego de leer su biografía.

Tiene muchos libros, todos se ven muy interesantes. Compré el de la presentación y también otro muy famoso (breve pero sustancioso) ¿Dónde están las monedas? (Ed. Rigden 2010).

Este libro habla sobre las relaciones de pareja, no precisamente de técnicas de constelaciones familiares, pero menciona mucho el tema porque obviamente van de la mano. Dice que, como en todo, en las relaciones no hay buenos ni malos, culpables o inocentes, sino buenas o malas relaciones; relaciones que enriquecen o que empobrecen. Y ante todo, depende de la historia personal de cada miembro de la pareja, cómo vivirán esa relación. No solo importa lo que vivimos sino nuestra actitud ante eso. Buscamos la unidad perdida en nuestra mente cuando siendo todavía niños empezamos a perdernos troceando la realdad en pedazos de pensamientos y le impusimos nombres, apartándonos del ser puro que fuimos y seguimos añorando. Nos recuerda que nadie puede hacerte feliz, así como nadie puede hacerte infeliz. Es uno mismo quien tiene la llave de nuestra felicidad y en la medida que dejemos atrás las fantasías, preconceptos e idealizaciones sobre el amor, estaremos más cerca de afrontar la vida en pareja, que sea realmente pareja: uno al lado del otro, acompañándonos, no compitiendo ni dependiendo uno del otro. Cuando formamos pareja con otra persona, y nos comprometemos como adultos en un camino de amor, empezamos a formar un nuevo núcleo (con o sin hijos) y entonces formamos parte de algo. No podemos esperar que la pareja cumpla nuestras fantasías, que apacigüe nuestros miedos y cure nuestras viejas heridas. Nos puede acompañar, motivar, impulsar, pero siempre en compañía, no como una obligación porque ese peso ahoga el amor.

Muchas veces cuando nos enamoramos no vemos a la otra persona tal como es, sino como anhelamos que sea. Algo de esa persona entra en resonancia con nosotros y nos hace sentir un movimiento irresistible hacia ella. En esa persona reconocemos vibraciones que vivimos en nuestra infancia y albergamos la esperanza de completar con ella aquellas cosas que quedaron como asuntos pendientes dentro de nuestro sistema familiar y así encontrar resolución. Y es ahí donde empieza el enamoramiento, pero deben seguir muchas etapas que son influenciadas por nuestra historia familiar y donde pueden surgir los enredos si no lo tenemos claro. Las Constelaciones Familiares pueden ayudar a identificar los escollos a los que nos enfrentamos y donde nos atoramos. También para poder identificar cuáles son los anhelos que esperamos que el otro cumpla cuando es en realidad nuestra responsabilidad cumplirlos nosotros mismos. Es poder identificar cuando le hemos pedido demasiado al otro y hemos drenado su energía y su amor, dejándolo hecho una sombra de lo que era. Joan Garriga nos recuerda que la pareja es un lugar donde nos encontramos como iguales, como pares. Si no hay igualdad, no hay pareja de verdad, sino otra cosa, otro convenio, por lo general poco feliz. Debe haber un equilibrio en lo que se da y en lo que se recibe.

Es un libro rebosante de ideas que me parecen de sentido común ya que las leo, pero fue necesario que alguien las pusiera de una manera tan clara y tan sencilla para que se vean así. Los invito a que lo lean y vean porqué El buen amor en la pareja es cuando uno y uno suman más que dos. Suena como cliché de canción cursi, pero tiene un significado real. El buen amor, en palabras de Joan Garriga, es cuando encontramos una relación en la que somos exactamente como somos y dejamos que el otro sea exactamente como es. Y donde podemos decir sin la menor duda: si me dejas y no te vuelvo a ver nunca más, me irá bien, podré ser feliz sin ti. Y también me alegra mucho que me acompañes y estés compartiendo tu vida conmigo.

Este post fue publicado originalmente en marzo del 2015. El link que dirige a la página de amazon.com lleva una marca para que amazon sepa que se conectaron desde mi página, y si deciden hacer la compra, me darán una pequeña comisión por habérselos recomendado. Así apoyan mi trabajo y pagarán el mismo precio que publica amazon.com para todos sus clientes.