Coco: qué pasa si excluimos a alguien en la familia

Coco de Disney Pixar cuenta la historia de un niño, Miguel, que quiere ser músico a pesar de que en su familia está prohibido siquiera silbar. Ellos quieren que sea zapatero, como todos. Pero él siente desde lo más profundo de su corazón la necesidad de tocar la guitarra y cantar. Todo ocurre en la Noche del día de Muertos en un pueblo en México. Se roba una guitarra de la tumba de un cantante muy famoso y por eso va al mundo de los muertos. Ahí dentro le dicen que necesita la bendición de uno de sus familiares difuntos para poder regresar al mundo de los vivos. Su tatarabuela lo regresa con la condición de que se olvide de la música. Él dice que si. Regresa, pero roba otra vez la guitarra y va de vuelta al mundo de los muertos. La historia se desarrolla cuando el niño quiere encontrar a quien cree que es su tatarabuelo para pedirle su bendición y regresar para cumplir su sueño de ser músico como él. En todo ese trayecto descubre cosas de su familia, de si mismo y de quien creía era su tatarabuelo. Como seguramente ya la vieron o la verán pronto, no entraré en detalles de quién dijo qué ni a quién. Mi comentario va más bien a lo que pasa por ocultar cosas en una familia. La familia de Miguel lo quiere y lo apapacha a su manera, pero lo fuerzan a cumplir un destino que él rechaza. Nadie habla del pasado con la esperanza de que no se repetirá. Sin embargo, ocurre justo lo contrario. Trataron de borrar de su historia al tatarabuelo Héctor porque creyeron que los abandonó por la música. De ahí en adelante, nadie podía siquiera mencionarla. Todos hicieron como que aquí no pasa nada. Y negaron su existencia, hasta cortaron la foto de la ofrenda. Excepto su hija, Coco. Gracias a que ella aun lo recuerda, el tatarabuelo sigue presente en el mundo de los muertos. Pero como ya es muy, muy viejita, se está olvidando de él y pronto llegará a desaparecer.

Según las teorías de Bert Hellinger, en el orden sistémico familiar cada familia posee un sistema que es completo. Todos participan, les guste o no, se den cuenta o no. Y si se excluye a un miembro, otro tratará de ocupar el lugar que tenía para mantener el sistema funcionando, generalmente de manera inconsciente. Y se remonta a generaciones atrás, no solo con la familia viva. Por lo general, se trata de eliminar u olvidar cosas negativas. Por ejemplo, si en una familia una jovencita es madre soltera y la ocultan, la abandonan, hacen que aborte o fingen que el hijo es su hermano y lo adopta la madre (abuela) para “salvar” la reputación de la joven, se altera enormemente el sistema familiar. Puede que el problema inicial se cubra y al parecer todo va fluyendo con normalidad. Pero generaciones adelante, como no se le dio su lugar al momento de ocurrir, el evento puede repetirse para ocupar el lugar que le negaron y otra jovencita en la familia acabe teniendo un hijo sin casarse. Se heredan tanto la historia biológica o genética, como la historia de vivencias y energías. Para mi un ejemplo muy claro es de Whitney Houston. Ella muere por sobredosis en situación muy lamentable y su hija años después muere del mismo modo. Se repite la historia familiar por no darle un cierre adecuado, por tratar de hacer que no pasó al no hablar de ello. Las cosas ocurren por las razones que sean. Eso no lo podemos cambiar. Lo que proponen las Constelaciones Familiares es identificar qué fue lo que pasó y darle el lugar que merecen. Aun si fue un asesinato, una violación o robo. Hay que reconocer que si ocurrió y que dejó alguna enseñanza. Y después perdonar o separarse de ello porque no es nuestra responsabilidad, no fuimos nosotros. Ocurrió hace mucho y nos apena, nos entristece o nos cause el sentimiento que sea, reconocerlo y decir que fueran las causas que fueran las que originaron eso le damos su lugar y que ahí se quede. Cerrar ese círculo y dar pie a otro nuevo. O si fueron cosas positivas que no supimos ver en su momento, también reconocerlas y aceptarlas. Por ejemplo, si una madre se ha dedicado a su hijo y él no es capaz de verlo, de tomar lo bueno que le ofrece por considerar que no es suficiente, puede generar también problemas en relaciones de pareja del hijo o problemas financieros. Al reconocer lo que nos dieron y honrarlo, agradecer porque fue lo mejor que pudieron darnos en su momento, seremos capaces de tomarlo y hacer con esa herencia lo mejor que podamos, sin exigir más. Y entonces seremos capaces de generar más a partir de ahí, no sentarnos a llorar lo que creemos que merecemos y no nos han dado. Hay un libro muy hermoso de Joan Garriga: ¿Dónde están las monedas? (Ed. Rigden 2010) donde habla sobre los vínculos de amor y desamor con los padres. Hay muchos videos de YouTube con entrevistas en español a Joan Garriga que dan más detalles de lo que es el orden Sistémico y las Constelaciones Familiares. Aquí está la primera de 4 partes de una entrevista muy interesante. Viendo la primera les recomiendan las siguientes.

En el caso de la película Coco, todos creían que el músico se fue y abandonó a su familia porque nuca más supieron de él. Sin embargo, gracias a las indagaciones de Miguel, descubren que en realidad lo asesinaron al tratar de regresar con su familia. Robaron sus canciones y jamás le dieron el crédito que merecía ni como músico ni como esposo o padre. Y para fortuna de todos, Miguel es el receptor de esa necesidad de revivir la música. Al cabo de la travesía de Miguel por el mundo de los muertos, logra poner en su lugar a su tatarabuelo y que todos lo reconozcan y lo acepten en su familia. Todos tenemos derecho a saber de dónde venimos, a conocer nuestras raíces y la historia familiar aunque no sea muy amena. Es lo que nos sostiene y si no lo conocemos, no podemos mantenernos en pie con fuerza para afrontar la vida. Hay que integrar tanto lo bueno como lo malo: gracias a eso somos lo que somos. Reconocer el lugar que tiene cada quién hará que ninguno tome el lugar de otro. Cada quién es quien es. Y tiene el derecho de vivir su vida como venga. Hay que reconocer el pasado y dejarlo ahí. Eso no significa que tengamos el derecho de juzgar o inmiscuirnos en las razones de nuestros antepasados. Es simplemente pintar nuestra raya y tomar lo que nos toca, nada más ni nada menos.

Las Constelaciones Familiares se consideran terapias alternativas, y como muchas otras, tiene gente que las apoya y gente que las rechaza. Algunos dicen que no tiene resultados comprobables o repetibles y que es una pseudociencia. Como en todo, hay terapeutas buenos y terapeutas malos y en este tipo de terapias es más difícil verificar la preparación del terapeuta. Personalmente he realizado ya dos sesiones para mi, para resolver mis preocupaciones y me han funcionado bien. He visto otras que me han impresionado por el alcance de lo que han logrado. Y también he sabido de otras muy mal llevadas que generan más problemas de los que resuelven. El Orden Sistémico en la Familia implica muchas cosas, es un campo muy amplio. Aquí menciono el ejemplo de expulsar o excluir a un elemento en la familia. Las Constelaciones Familiares son una herramienta para identificar estos embrollos en el sistema y proponer una forma de solucionarlos. Pueden ser grupales o individuales. Ahora también se aplica a empresas, no solo a familias. Esto yo nunca lo he visto personalmente.

Aunque no se inclinen por las constelaciones familiares, para mi es muy importante reconocer que nadie merece que lo excluyan en la familia. Todos los miembros han hecho algo que forma parte de nuestra familia, sea que nos guste o no nos guste, que nos lastime o nos reconforte. Mi frase favorita es “no se puede tapar el sol con un dedo” y si se ocultan las cosas tarde que temprano salta la verdad. Si no estamos preparados a escucharla puede generar conflictos muy serios. Pero puede ser también liberador. El caso clásico de un niño adoptado que no sabe que lo es y de pronto se entera de su origen. O nunca se entera pero en lo más profundo de su corazón algo no cuadra y se siente incompleto el resto de su vida. En el caso de Coco, todo es miel sobre hojuelas al final. Siendo película de Disney no podría ser de otro modo. Pero no siempre ocurre así en la vida real. Tratemos de honrar a nuestros antepasados dándoles el lugar que se merecen. Y si no nos gusta el que tienen, decir hasta aquí y no cargar con esa parte de nuestra historia. Mejor ocuparnos de dejar algo más amoroso para quien venga detrás de nosotros. Les dejo aquí el link a una reseña que escribí hace tiempo del libro de Joan Garriga El Buen Amor en la Pareja.

La película se estrenó casi un mes antes en México que en el resto del mundo. Ha sido un éxito rotundo y esperemos la reciban bien en los otros países. Tiene muchas referencias hermosas a las tradiciones en México alrededor del día de muertos, la comida y la familia. Las voces que seleccionaron tanto en la versión en inglés coo en español me parecen muy acertadas. Se las recomiendo mucho.

Trailer película Coco Pixar

El link que dirige a la página de amazon.com lleva una marca para que amazon sepa que se conectaron desde mi página, y si deciden hacer la compra, me darán una pequeña comisión por habérselos recomendado. Así apoyan mi trabajo y pagarán el mismo precio que publica amazon.com para todos sus clientes.